Triple Play + 1

banner_900

Gracias a su cobertura global o a su facilidad de instalación, la televisión digital por satélite mantiene su vigencia como uno de los principales activos para que los profesionales de las telecomunicaciones ofrezcan un servicio integral a sus clientes. En paralelo, más allá de la pura conectividad, cuyas ventajas se reducen a prestaciones técnicas y precio, las operadoras tienen en la oferta de contenidos televisivos el verdadero elemento diferenciador respecto a la competencia, un territorio en el que el satélite está en condiciones de ofrecer importantes beneficios. Además de los citados, vinculados a la cobertura y a la sencillez en la implementación de sus sistemas de recepción, el satélite está capacitado para ser parte relevante en la evolución hacia la Ultra HD con la incorporación progresiva de canales de mayor calidad, en sintonía con los progresos acometidos por el resto de las industrias involucradas en favorecer la llegada del nuevo estándar. Todo ello sin alterar la buena salud de la oferta en Alta Definición, entendida ya como la manera más habitual de disfrutar de los contenidos televisivos.

El crecimiento lógico, en prestaciones y usuarios, de distintas tecnologías, deriva en una oportunidad inédita para las operadoras y sus clientes, que tienen ante sí la ocasión de extraer de cada una de las innovaciones disponibles las ventajas que en suma propicien un servicio de alta calidad. A nadie extraña ya que un abonado utilice su Smartphone para ver la televisión cuando no se encuentra en su domicilio, la fibra óptica para hacerlo en su residencia habitual y la recepción vía satélite en una segunda residencia. Es esta ‘flexibilidad’ tecnológica otro de los argumentos positivos para que los operadores se diferencien de sus competidores.

 Para testar de forma directa estas y otras ventajas del satélite –como la posibilidad de disfrutar de canales en abierto en otros idiomas o la movilidad, al resultar sencillo instalarlo en caravanas y embarcaciones- SES Astra ibérica pone en marcha el concurso Gana con el Satélite en el que las soluciones propuestas por los profesionales serán el mejor ejemplo para mostrar cómo el satélite mantiene las fortalezas tradicionales y cómo ha sumado garantías adaptándose a las demandas del mercado y de los usuarios. Serán premiados los mejores trabajos de instalación, realizados a lo largo de 2016 y hasta mayo de 2017, a usuarios finales del Satélite, que destaquen en las distintas categorías por alguna cualidad; por novedosos, originales, discretos, mejor resueltos, técnicamente complejos, extraños, por el número de usuarios que comparten instalación, etc…