El carril de camiones para el adsl

OPINION

La correcta ordenación del tráfico mejora la eficiencia de las carreteras. Personas o mercancías llegan así a su destino de forma segura y fluida. Con las redes de telecomunicaciones, salvando las distancias, ocurre algo similar.  

El ‘tráfico’ de este complejo entramado técnico no cesa de incrementarse e igual que en nuestros viajes nos sentimos aliviados cuando nos topamos con un carril para camiones en plena cuesta arriba, el satélite puede ser la alternativa tecnológica para que la televisión tome la mejor de las rutas. Las carreteras convencionales utilizadas hasta la fecha por el audiovisual no soportarán el imparable avance del sector.

Por un lado, los servicios de datos requieren cada vez de un mayor consumo ya sea en megas, gigas y, muy pronto, teras. Por su parte, lo servicios de televisión, tras duplicar sus prestaciones, ahora las cuadriplican: si la Alta Definición (HD) ofrece cuatro veces mayor resolución que la definición estándar (SD); la Ultra Alta Definición (Ultra HD o 4K) hace lo propio con la HD. Brutal. La venta de pantallas Ultra HD es la tónica generalizada y asumida por fabricantes y por los consumidores, y así lo han entendido los productores de contenidos y responsables de plataformas de TV con la aceleración de sus planes respecto a la incorporación del nuevo estándar. Ha llegado el momento.

La pregunta es, ¿pueden las redes de telecomunicaciones actuales gestionar este constante incremento del tráfico? Las grandes autopistas sin duda que sí. Pero, ¿que ocurre con aquellos ciudadanos que no disponen de autopistas que lleguen hasta su casa? ¿Pueden disfrutar de la mejor televisión en HD a día de hoy? ¿Pueden navegar a una velocidad aceptable?

Para paliar este déficit, Movistar+ ha puesto en marcha Fusión+ Radio con servicios de datos a través de la red móvil y con acceso a los servicios de televisión accesibles gracias al sistema de satélites ASTRA. Sus clientes pueden disfrutar así de las mejores prestaciones en ambos casos incluso en las zonas más remotas.

Esta solución puede ser aplicada además a situaciones en las que el ADSL no es capaz de manejar el tráfico creciente de datos junto al que procede de la televisión. Liberar las redes ADSL del tráfico de televisión y usar el satélite para ello será un alivio para muchos.